C.·.B.·.C.·.S.·.

La C.·.B.·.C.·.S.·. es la rama de Caballería de la Tradición Martinista, donde la condición de Caballero interfecta con la Doctrina Martinista.

CBCS-Seal-orc

El objetivo de la C.’.B.’.C.’.S.’. es capacitar a los Caballeros para que puedan seguir la Imitación de Cristo, y adopten una vida de caballería moral como las bases de todo logro espiritual. Sumándose al trabajo personal de reconstruir lo que alguna vez fue perdido, el trabajo de los Caballeros y Damas de la Orden es manifestar las enseñanzas caritativas del Martinismo dentro del mundo, a través de la beneficencia y las acciones altruístas.

La C.’.B.’.C.’.S.’. es, en consecuencia, la rama de Caballería de la Tradición Martinista: los Caballeros Pobres de Cristo.

El creador original de la CBCS, fue Jean Baptiste Willermoz (1730 – 1824), amigo cercano y discípulo de Martinez de Pasqually:

Cuando Pasqually fallece en 1774, las enseñanzas de su Maestro corrían el riesgo de perderse, y Willermoz decidió en consecuencia utilizar un “cuerpo Masónico” como vehículo para las enseñanzas internas y secretas de la Orden de los Elus Cohen.

Willermoz era una persona pragmática, un erudito e innovador esotérico brillante.

Su trabajo como Francmasón fue de un impacto y erudición fundamentales, pero tristemente ha sido olvidado a lo largo de los siglos. Pero la historia lo presenta como un ardiente Caballero de la Verdad, luchando por rectificar la decadencia de las sociedades secretas y la falta de sincero deseo, dentro de las mismas, por alcanzar la iluminación

Se le atribuye el crédito no sólo de asegurar la supervivencia del Martinismo a través de la C.’.B.’.C.’.S.’. sino que también es el autor original detrás del grado Rose Croix dentro de la Francmasonería, tal como es conocido dentro del Rito Escocés.

Fue un ávido coleccionista y archivador de distintos ritos, y mantuvo una colección extensa de material original de los Elus Cohen, la que atesoraba más que cualquier otra: a la edad de noventa y dos años aconsejó a su último estudiante, el Baron de Turkheim, que transformara el Tratado de Pasqually en su tarea de estudio diaria y principal.

Estas enseñanzas le pertenecían por derecho para ser transmitidas, ya que poseyó el grado más alto dentro de la antigua Orden de Pasqually, y por lo tanto Willermoz, en su bien conocido luminoso e inspirado estilo, reformó estas enseñanzas en un formato adecuado dentro de la tradición de la Caballería, cuyos objetivos eran la aplicación práctica del Martinismo en la sociedad humana.

La C.’.B.’.C.’.S.’. estaba, originalmente, conectada íntimamente al Rito Masónico Alemán de la Orden Templaria, la Estricta Observancia del Baron von Hund, donde a Willermoz se le dio el derecho de reformar los grados para que abarque las enseñanzas de su propio maestro.

Dado que la O.’.R.’.C.’. es una Orden Martinista, nosotros practicamos una rama reformada de la C.’.B.’.C.’.S.’. basada en los linajes y enseñanzas directas de nuestros predecesores.

La O.’.R.’.C.’.: C.’.B.’.C.’.S.’. reformadas son, en consecuencia, absolutamente independientes de la Tradición Masónica, o de cualquier obediencia que utilice estos grados de Caballería o afiliaciones.

La Orden tiene un total de 7 grados de trabajo, y un grado administrativo. Estos están divididos dentro de tres clases independientes.

La Orden está abierta tanto a hombres como a mujeres de buena situación, de por lo menos 24 años de edad, con rituales iniciáticos distintos para los Caballeros y las Damas.

Las enseñanzas Martinistas Secretas antiguamente mantenidas dentro de la clase “Profesión”, el 7mo y primer grado de la antigua Clase Secreta, son desarrolladas en la actualidad, en la ORC, dentro de cada aspecto y grado de la rama de la C.’.B.’.C.’.S.’. Esto asegura que la doctrina Martinista prevalezca en cada aspecto y reemplace todo otro lenguaje simbólico, posibilitando que el rito se destaque como una pura vía de caballería Martinista hacia la reintegración, presentada con las palabras y dirección del legado de Willerñoz.

Para más información sobre la C.’.B.’.C.’.S.’. por favor lea las secciones “Historia” y “Membresía”.

Membresía

La membresía dentro de la ORC: CBCS está abierta a aquéllos que alcanzaron el segundo grado de Iniciado, dentro de nuestra Orden, y que haya pasado una evaluación efectuada por los miembros más antiguos.

Cualquier candidato que busque la iniciación debe sentirse atraído por el simbolismo y mitos Cristianos, y buscar su desarrollo moral dentro del marco de la Fe Cristiana.

Cada candidato debe tener dos patrocinadores, quienes examinarán el conocimiento y la capacidad del candidato antes que la solicitud formal pueda tener lugar.

La C.’.B.’.C.’.S.’. está activa actualmente en Noruega, Suecia y Argentina.